Uniformes DUCARF

Inicia en el año 1999 con la necesidad de la señora Juana Hernández de sacar a su hijos adelante y a la vez continuar al pendiente de su educación y crianza desde casa; un día al ir a comprar el uniforme de su hija más pequeña ve una oportunidad de trabajo que afortunadamente se le es brindada, allí después de ensayo y error aprende hasta que le es dejado el lugar para que ella continué con la elaboración de uniformes de la escuela primaria en la que actualmente sigue siendo proveedor principal.

Conforme fueron pasando los años se fueron sumando más escuelas para la realización de sus uniformes, desde kínder hasta preparatoria, su calidad y compromiso con los clientes han ayudado a que se uniformes generaciones y generaciones. Además de realizar uniformes escolares se ha realizado también uniformes para el sector privado en seguridad, chalecos especiales para entrenadores de perros, playeras bordadas para equipos emprendedores, batas para médicos, sabanas, entre otros.

A partir del año 2015 aproximadamente se empiezan a sumar sus hijos para continuar con el negocio que nuestra madre un día decidió emprender para sacarnos adelante y darnos su presencia en nuestra niñez y adolescencia.


Crear el uniforme ideal para cada uno de nuestros clientes, con materia prima de calidad, acompañado de un servicio personalizado, puntual y objetivo.

Ser la distribuidora de uniformes a nivel nacional elegida por sus clientes por su trato único y personalizado, además de
brindarles un producto de alta calidad.

Lealtad, honradez, empatía, gratitud, compromiso y responsabilidad

“Compromiso con el cliente y buen trato al trabajador”

Inicio con una maquina recta chiquita (casera), era color blanca la recuerdo bien, esa máquina se la compro mi abuelita a mi mamá para que se ayudará y pudiera realizar algo que le generara ingresos económicos, conforme mi mamá fue trabajando y esforzándose fue comprando maquinas industriales, over, recta, adecuando nuestros cuartitos de lámina de asbesto que antes eran vivienda para que un día fueran el taller de confección; ahora ya con losa y con suficiente maquinaria hasta el grado de tener 2 bordadoras una de ellas de tipo industrial; el andar no ha sido facial para mi mamá y nosotros como hijos lo reconocemos y valoramos, hay una frase que me gusta mucho y creo nos representa a los 3 hermanos el día de hoy: “uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida” y eso es lo que los 3 ya hicimos, ahora es momento de honrar a mamá por todo los que ella construyo empezando por honrar sus valores y principios.

Yazmín Carmona, hija y actualmente socia de Uniformes DUCARF

Años de Experiencia
0
Clientes Satisfechos
0
Categorías de Productos
0
Uniformes Creados
0